Los problemas de tirar toallitas húmedas por el váter

Los problemas de tirar toallitas húmedas al váter

¿Se atasca o no se atasca el WC si tiramos toallitas humedas?

Seguro que muchas veces te has preguntado si se pueden tirar o no toallitas húmedas al WC. Distintas dudas pasan por nuestra cabeza: ¿Se atascará? ¿No se atascará? ¿Pasará algo si solo tiro un par de ellas?
Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu WC no es una papelera donde se pueden depositar todos los desperdicios que encuentres en tu baño. Debemos ser conscientes de los graves problemas que puede acarrear y no solo para nuestro propio hogar, sino también para el medio ambiente.
 
Es cierto que las toallitas han evolucionado hasta un punto que las utilizamos para “casi” todo, ya no están destinadas solo a limpiar a nuestro bebe, sino que se han convertido en el sustituto del papel higiénico. En algunos casos, nos podemos encontrar toallitas “desechables” por el inodoro y que son aptas para los desagües, debido a que se desintegran rápidamente y están etiquetadas como “biodegradables”. Aun así, muchas de ellas, aunque incluyen esta etiqueta, no se desagradan en el agua con la facilidad con la que lo hace la celulosa del papel higiénico. Así, en su paso por las bombas y los filtros de retención, se deshilacha, trenzan y acaban obstruyendo y dañando la maquinaria.
 
La utilización masiva de las toallitas húmedas por parte de muchos hogares provoca la acumulación de fibras y tejidos, que perjudican significativamente a las tuberías. Esto causa numerosas averías por atascos, bloqueos y roturas internas por calentamientos en las bombas encargadas de impulsar el agua residual hacia la planta depuradora.
 
Estos tejidos se acumulan junto con otros residuos como compresas, preservativos o bastoncillo de oído, que son arrojados al váter, aumentando el tamaño del tapón hasta el punto que las bombas ya no pueden aspirar.
 
Tirar las toallitas húmedas al WC tendrá consecuencias económicas; debido a las roturas y a las labores de limpieza y tratamiento. Además, también se pueden apreciar impactos ambientales.
Cuando se produce una sobrecarga, como por ejemplo cuando llueve en exceso, entran en acción los salideros de protección para que las aguas residuales no salgan de la alcantarilla. Los tapones creados por las toallitas hacen que las aguas residuales salten con más facilidad, causando vertidos en sitios que se desconocen por completo y que puede ser el paso de un río o un entorno natural.
 
Por tanto, lo más recomendable es no tirar las toallitas húmedas al WC. Es posible, que aunque no sea nuestra intención, formemos un atasco al tirarlas y, con el paso del tiempo, se producirá una acumulación excesiva que podrá desembocar en un gran atasco.
La solución mas práctica es contar con una papelera cerca de tu inodoro, para que te puedas deshacerte fácilmente de los residuos que de otra manera tirarias al váter.

Author: Inspecciones Técnicas de Tuberías

952 148 774